31 de enero de 2015

Mentiras


La mentira es una característica esencial del comportamiento humano, y se diría que lo es de manera muy especial en las relaciones profesionales y de negocios. En el mundo laboral hay ejemplos a cada paso, desde el currículum y la entrevista de trabajo, hasta la promoción interna y las política de motivación. La organización y los individuos tratando de engañarse mutuamente. El sector financiero ha vivido en las últimas décadas experiencias de toda naturaleza en cuanto a engaños masivos. Los trileros han compartido en la plaza pública el mismo lugar que los banqueros y los prestamistas. Inversiones seguras que no son tal, productos financieros complejos que ocultan su verdadera naturaleza, cuentas maquilladas para negar un estado de quiebra. Desde Lehman Brothers hasta Gowex, todos los ingredientes para una descomunal crisis de confianza. Pero algunos de los bancos y las empresas que han participado en estafas o fraudes ahí siguen. Como alguien dijo al principio de la crisis, la entrada en la cárcel en Nueva York en diciembre de 2008 del autor de la mayor estafa piramidal a inversores, Bernard Madoff, bien podía ser la primera de esta crisis... y probablemente la única que veríamos. Un delito de segunda categoría en un mundo que elogia la mentira como arma de seducción.