31 de diciembre de 2014

Año indefinido


Leo en el último número de Jot Down que el tipo de letra creado por Giambattista Bodoni es preciso, limpio, nítido y elegante. Y superficial, como Italia. Es un estilo que vemos reproducido en numerosas publicaciones e imágenes corporativas. Ojalá la escritura de un repaso al año que termina en letra Bodoni le diera la claridad necesaria para captar el espíritu de los tiempos. Pero los tiempos son confusos, y es difícil expresar en unas líneas un balance a los días que nos toca vivir. La palabra crisis resume el sufrimiento que soporta la sociedad castigada por los desbarajustes económicos, la palabra esperanza reduce los sueños de quienes creen que un futuro mejor es posible. El cóctel de estas y otras palabras puede captar algo de la esencia de este año. Pero el ritual de fin de año consiste en concentrar en una sola palabra los deseos de un año que aún no ha nacido, que aún no ha sido contaminado de crisis, corrupciones y desgracias. La palabra es feliz, a ser posible con letra Bodoni. Año 2015, así seas.

No hay comentarios: