21 de enero de 2002

¿Y Europa qué piensa de esto?
Se venía temiendo desde hace días, pero ha sido la publicación de incuestionables testimonios gráficos el detonante de la polémica. Ver la escena en imágenes es mucho más convincente, está claro. Al menos ya casi nadie se cierra en banda ante la evidencia de cuán inhumano puede estar siendo el trato que EE.UU. dispensa a los talibanes, detenidos en Afganistán, que están recluidos en la base militar de Guantánamo. Aunque los demás gobiernos necesiten informes al respecto para hacer algo, la opinión pública europea no duda en exigir el máximo respeto a los Derechos Humanos. Es probable que, a pesar de todo, ni informes oficiales, ni las denuncias de Amnistía Internacional entre otros, sirvan para que legitimados actores de la política internacional como la Unión Europea adopten posturas de firmeza ante los desmanes que puede cometer el gobierno de EE.UU. en su cruzada antiterrorista. Quizá con una leve llamada de atención ya se consiga que rectifiquen, pero me temo que este caso será otro más a sumar a la lista de fracasos de la política común europea. Otro más, como si fueran pocos.

No hay comentarios: