19 de octubre de 2001

El Imperio
Se está iniciando en estos días la fase terrestre de la operación Libertad Perdurable. Pero sigue en pie la pregunta que, desde los ataques aéreos del 7 de octubre, pone en duda el uso que hacemos de la terminología bélica: ¿es ésta una operación policiaca o una guerra? No hay dos estados en contienda. El objetivo principal no es derrotar a un país, sino a una organización terrorista. La captura de Bin Laden como fin lógico de todo esto, no es más que una acción de EE.UU. como gendarme global. En cualquier caso, lo que es evidente es la consolidación del rol de Imperio en el orden mundial. Ya sean consideradas justas o no, estas nuevas guerras van a ser imprescindibles a partir de ahora para el mantenimiento de las posiciones de poder actuales.