10 de agosto de 2001

Soy un conservador
Los ecologistas son en el fondo unos reaccionarios que están en contra del progreso, siguen pensando algunos. Cuando alguien da este argumento me pregunto qué entenderá por progreso. Seguramente algo distinto al significado que yo le doy a esa palabra. El desarrollo urbanístico de la costa se ha venido considerando como un imperativo de ese predestinado progreso. El cemento en primera línea de playa como símbolo de una pujanza económica basada en el turismo. Por muy "conservador" que pudiera parecer el conservacionismo respecto al medio ambiente, siento satisfacción cuando veo que el ecologismo consigue paralizar proyectos absolutamente disparatados. Qué le voy a hacer, es puro egoísmo el no querer que cambien esos paraísos de dunas y pinos.

No hay comentarios: